Saltar al contenido

Tendederos de ropa: todo lo que tienes que saber

Tender la ropa es el paso intermedio entre la lavadora y la plancha, es el eje central de toda colada que te permite lucir la ropa en perfecto estado.

Probablemente aun eres de las personas que creen que es una tarea rudimentaria o que se puede tender en cualquier lugar… Pero en absoluto es así y en esta página te vamos a enseñar el tendedero que mejor se adapta a tus necesidades para que optimices al máximo ese paso intermedio de tu colada.

Tenderete de ropa

Si te las ves y deseas cuando te quedas sin hueco en las cuerdas de la ropa, si no acabas de saber dónde colgar la ropa en invierno para que se seque, si aún no has dado con un tendedero que se adapte al espacio que tienes en tu casa…

¡Estás a un paso de encontrar todas las respuestas!

¿Qué tendedero comprar?

Elegir un tendedero no es tan sencillo como podría parecer y para que no se te vaya la pinza mirando ofertas de todo tipo, hemos preparado una guía con la que puedas elegir  el mejor colgador de ropa a la primera.

Como en cualquier otra cosa la experiencia es un grado y hay unas pocas, pero importantes, cuestiones que valorar antes de tomar la decisión.

Materiales de fabricación del ténder

La humedad de la ropa afectará a la estructura sobre la que la cuelgues, por eso es importante que el tendedero esté hecho con materiales que puedan resistirla como el plástico, aluminio, acero inoxidable o resina. Si buscas algo con un toque más decorativo puedes optar por un tendedero de madera.

Forma del colgador de ropa

Aunque todo el mundo piensa en unas cuerdas o unas barras al hablar de un tender, lo cierto que se han desarrollado una gran variedad de formatos que aumentan su funcionalidad exponencialmente.

Existiendo tendederos giratorios (para acceder fácilmente a todos sus lados), colgantes, verticales, horizontales, de pared o techo, de balcón… Con ofertas tan variadas más de uno te dará la organización perfecta.

tendedero de terraza

Volumen de la colada

No te preocupes, no tienes que pesar tu ropa y hacer cálculos de resistencia. Mucho más fácil, basta con que estimes a ojo que la capacidad de tu lavadora no excederá lo que puedas poner después en el colgador.

Así evitarás comprar un colgador de ropa que luego no de la talla. Si ya estás en esta situación hazte con un tendedero plegable que puedas usar solo en los momentos de necesidad y quitar de en medio.

En todo caso te recomendamos que la estimación la hagas pensando en la ropa de invierno, porque aunque es frecuente poner más lavadoras en verano, en el primer caso la ropa será más grande y pesada. Si cabe el invierno cabrá la de verano.

Precio: ¿siempre es mejor el tender más barato?

Como ya sabrás los tendederos son realmente baratos. Pero también existe una variedad de precios en los que pesará el material, si tiene un diseño más decorativo y, desde luego, la tecnología. Como lo oyes, la tecnología también ha llegado a los tendederos de ropa y el ejemplo más evidente es el tendedero eléctrico.

Por tanto, lo más barato no siempre es lo mejor. Este factor debe ser un criterio residual porque en general los precios de los colgadores son bastante económicos y es mejor decidir en función de los demás criterios que te hemos contado.

Además no tienes de qué preocuparte porque en tendederoderopa.online vamos a presentarte las ofertas más baratas de tendederos.

¿Dónde poner el tendedero?

Por evidente que resulte no debemos dejar de mencionarlo. No es lo mismo si necesitas un tendedero principal instalado en tu ventana, que si lo que buscas es un pequeño tendedero para la bañera.

Igualmente puedes tener espacio para poner un colgador de pie o, por el contrario, necesitas fijar el tendedero a una pared para que no ocupe nada.

La primera criba: tendedero de ropa exterior o interior

Ya te has hecho una idea de qué mirar para comprar un tendedero, pero el primer paso que va  a ayudarte a acotar las opciones es responder a si lo quieres dentro o fuera de casa. Existen muchas clases de tendederos de ropa, pero cada opción tiene sus ventajas y es muy frecuente tener varias modalidades en una misma casa.

Tipos de tendederos exteriores

Los tendederos exteriores necesitan ser más resistentes a las inclemencias meteorológicas por el desgaste que les va ocasionando el paso del tiempo. Sus principales ventajas son que no ocupas un espacio dentro de la vivienda y que puedes aprovechar los rayos del sol para secar la ropa.

Tendedero exterior

Los más habituales son los colgadores atornillados a uno de los muros de la casa, si ésta es unifamiliar, o bien los típicos que se usan desde la ventana en el caso de pisos.

Sin embargo, tampoco podemos olvidar la utilidad de un tendedero giratorio en la ventana, o los tendederos paraguas.

Modelos de tendederos de interior

Los colgadores de ropa para dentro de casa suelen tener menos capacidad, pero desde luego hay excepciones. Lo más interesante es que ofrecen una importante variedad de diseños que tanto desde una perspectiva decorativa como funcional conseguirán satisfacer las necesidades más particulares.

Tendedero interior

Un rack tendedero,  un tendal plegable, un tendedero de radiador, o un tendal eléctrico te permitirán secar la ropa mojada en invierno aprovechando el calor de la casa.

¿Por qué debes comprar un tendedero de ropa?

Muchas máquinas para lavar la ropa incorporan ya una función de secado que resulta cómoda y rápida. Hay quienes piensan que los colgadores tradicionales ya no tienen ningún sentido, pero eso solo es un error típico entre los más jóvenes y te contamos las razones.

  1. Precio: sin duda cualquier tendal de ropa vence a una lavadora con secado o una máquina secadora en este punto. Que sí, que lavadora vas a necesitar, pero si incluye secadora ten por seguro que el fabricante te la cobrará en el pago. Con un tendedero puedes ahorrar teniendo una lavadora más barata sin esa función.
  2. Ahorro energético y, por tanto, económico. Utilizar una secadora no es gratis, la luz está cara y es en los pequeños detalles donde se controlan los gastos. Si quieres bajar la factura aquí tienes una buena medida.
  3. Ecológico: actualmente es difícil encontrar algo tan cotidiano y, al mismo tiempo, respetuoso con el medio ambiente. Colgar la ropa y dejar que la naturaleza actúe secándola contribuye a un planeta sostenible y en esta lucha, cada granito de arena suma.
  4. Cuidado de ropa sensible: hay determinadas prendas que son sensibles, bien por ser una tela fina y delicada, o bien por la tecnología textil que incorporan, como la ropa deportiva o las prendas térmicas. Cada una tiene sus indicaciones de lavado y secado en la etiqueta pero te recomendamos que las dejes reposar colgadas para aumentar su vida útil y no tener que sustituirlas a cada momento.
  5. Mantenimiento y repuestos: poleas, cuerdas, algún tornillo y poco más. Eso es lo que va a llevar tu tendedero, así que como puedes imaginar el mantenimiento es mínimo y muy poco frecuente. Si tienes que localizar un recambio de tendedero y arreglar algo podrás hacerlo tú mismo en un abrir y cerrar de ojos; si tienes una secadora… Bueno entonces descuelga el teléfono y prepara la cartera.

¿Qué es un tender?

Ténder, tendal, colgador o tenderete de ropa, cada uno lo llama como quiere. Lo que está claro es que todos esos nombres se refieren a un artilugio que en sus distintas formas y diseños permite colgar ropa húmeda de él, para que el ambiente, el aire o el sol sequen las prendas.

Tendal

Su forma original, que ya usaba hace miles de años, consiste simplemente en una tensa cuerda dispuesta de forma horizontal sobre la que apoyar ropa, sábanas u otras telas. Además este modelo se ha mantenido con el paso de los años por lo que su utilidad está más que demostrada.

Esta permanencia y tradición no han impedido la aparición de otros diseños que van cubriendo de forma más específica nuevas necesidades. Como los tendederos plegables que ayudan a reducir el espacio ocupado, los tendales para ropa interior, o los que emiten calor desde su estructura y aceleran el proceso de secado.